Recorrido y Training Camp

Primeros kilómetros del recorrido con la “pequeña” subida de Forcados. Imágenes grabadas en el training camp de Enero.

Anuncios

TRAINING CAMP con A POUTADA

Otra oportunidad de disfrutar del recorrido y de asisitir a charlas técnicas. Apúntate al TRAINING CAMP con A POUTADA el sábado 22 de Marzo.

Una tarde por la parte más occidental del Ultra.

La ruta del Ultratrail que transcurre  por  Arousa Norte , llega también a los límites de esta, en concreto por ciertas parroquias del ayuntamiento de Porto do Son, tierra salvaje donde el mar nos da buena cuenta de su condición de océano.

En una tarde espectacular, lejos de las ciclogénesis que han atormentado las costas gallegas, con unos 20˚C y un cielo despejado, nos adentramos en la parroquia de Xuño dirección a la  cascada de Ribasieira, uno de los puntos  por donde trancurrirá el ULTRATRAIL DO BARBANZA.

Pulsa en la foto para ver la ruta del ULTRATRAIL en Google Maps.

En un trayecto en coche marcado por la irregularidad orográfica,  los topónimos  de las aldeas y el misterio que sumerge estas tierras que vieron nacer a Ramón Sampedro (Mar Adentro),  llegamos a San Pedro de Ribasieira, aparcamos el coche y nos encontramos con  la típica capilla románica gallega rodeada por el cementerio de la parroquia, así como con una fuente situada debajo de la escalera de acceso a la capilla,  conjunto perfecto para refrescarnos y apaciguar la sed en un día tan caluroso, cuando un biólogo que nos acompañaba, con el típico humor y retranca de los gallegos dijo:

– Yo de vosotros no bebería esta agua que viene filtrada justo del cementerio…, no vaya a ser que una ánima maligna nos invada el espíritu.

Esta expresión, nos calmó la sed instantáneamente,  nadie bebió.

Ya veis lo empírico mezclado con la superstición; sí… así somos los gallegos, así es la magia que rodea y alberga los caminos y emplazamientos por el que nos llevará el ULTRATAIL BARBANZA.

Captura de pantalla 2014-03-09 a las 20.40.50

Fuente de la Capilla de San Pedro de Ribasieira

Después de la pequeña anécdota, nos disponíamos a subir por una pequeña cuesta de acceso a las cascadas de Ribasieira pero el sonido del río colindante invita a todo paseante a desviarse para verlo, todo un espectáculo natural con molino típico que retrata una estampa cotidiana en Galicia . Después del río llegamos a la cascada (fervenza) de Ribasieira, con todo lo que ha llovido este año el caudal es muy abundante, y con el soleado día de este marzo que avecina días claros, se  proyectaban pequeños arcoiris, que hacían lucir un mágico escenario.

Para finalizar el paseo, de vuelta al coche, seguimos ascendiendo por la Sierra, donde el parque eólico que queda atrás nos da la impresión de que vamos a despegar.

Una tarde de magia, espectácular para visitar nuestra Sierra, que nos ha dejado imágenes como estas, geolocalizadas en Panoramío.